Tres imponentes cerros se alzan abrazados por el Río Inírida, en donde Bomba Estéreo explota con su alegría, ritmos y energía.


La obra según Ruven Afanador