Francisco Sanclemente, el deportista colombiano que inspira al mundo

-
Después de una inflamación en la médula espinal, Francisco Sanclemente perdió la movilidad en la parte inferior de las piernas. Años después, el vallecaucano se ha convertido en la inspiración de un país completo.

El Valle del Cauca es la cuna de grandes deportistas que nos han llenado de orgullo cuando vemos ondear la bandera tricolor en lo más alto del podio. Nos emocionamos con cada salto de Orlando Duque y cuando Yuri Alvear sale al campo de batalla a coronarse en el Judo. Como ellos, Francisco Sanclemente quiere convertirse en un referente para todos en Colombia. (También puedes leer: La otra cara del triunfo)

 

Cuando tenía 18 años, Francisco Sanclemente jugaba fútbol como portero y estaba cerca de terminar el bachillerato. Alcanzó incluso a competir en diferentes torneos realizados a nivel nacional y estaba siendo observado por las inferiores del once Caldas de Manizales, cuando una mielitis transversa (inflamación de la médula espinal) le impidió levantarse, sostenerse y caminar. “Desde el primer momento la vida te cambia. Empiezas a entender las cosas de otra manera y ahí me di cuenta de las pocas oportunidades que tienen las personas en condición discapacidad”, comenta Sanclemente.

Después de tener que aceptar y reinventar su día a día, ajustarse a esta nueva forma de vivir Francisco comenzó además a entrenar y a perfeccionar su estado físico cuando “vi los Juegos Paralímpicos de 2008 y pensé que quería volver a ser deportista. Sabía que podía volver y hacer más de lo que ya había hecho (jugando fútbol). Tenía que esforzarme más pero iba a cumplir ese sueño”. Levantándose a las cuatro de la mañana y entrenando a diario, además de asistir a la universidad, Francisco se convirtió en una motivación más para su mamá y sus hermanas:

“La discapacidad golpeó muy fuerte a toda la familia, pero al mismo tiempo nos fortaleció y nos señaló el camino, todos empezamos a descubrir nuevas formas de hacer las cosas y de superarnos cada día. No podíamos cambiar las circunstancias, pero sí podíamos tomar decisiones” (Risas).

En el 2010, Francisco tomó una decisión que considera como “la mejor” de su vida: asistir a la Media Maratón de Bogotá. “Viajé totalmente solo. En Bogotá me encontré con mi entrenador y con personas con las que ya había hablado desde casa, pero todo, subir al bus, un taxi, buscar un hotel y al mismo tiempo manejar la silla, era algo que había aprendido hacer cada día”, recuerda. “Me descubrí, me olvidé por completo de la silla y encontré la independencia que necesitaba”. (También te puede interesar: Colombia en los Panamericanos)

Para Francisco, los colombianos “somos alegría y aportamos muchas cosas buenas al mundo, pero ahora debemos convertirnos en inspiración. Somos inspiración”. Eso queda demostrado con la carrera deportiva del bugueño, que va en ascenso desde el 2013, cuando participó en la Maratón de Buenos Aires, quedó en tercer lugar en la Media Maratón de Cali y de segundo en la Media Maratón de Bogotá. Un año después ganó la 100K Bodytech en Cali y la Maratón de las Flores en Medellín. En el 2015 ya se llevó el primer lugar en la Carrera Internacional Presta tu Pierna y la de Los Héroes (Bogotá), la Media Maratón de Cali y la Carrera Cali 10K.

En 2016, vio los frutos de varios años de sacrificios silencios al colgarse la medalla de oro en la Maratón de Buenos Aires Argentina, la carrera atlética más importante de Latinoamérica, también es Embajador de Marca País y es patrocinado por Grupo Argos, BBVA, EPM y el Hotel Sheraton Bogota.

Al preguntarle sobre qué tenemos los colombianos que nos hace sobresalir, Francisco, con una sonrisa, asegura que es el emprendimiento, “siempre queremos empezar cosas, hacer cosas nuevas pese a las adversidades. También tenemos mucha alegría y optimismo, pero nos falta entender que la motivación debe nacer adentro, carecemos de esa automotivación que nos lleva a sostener lo que hacemos en el tiempo. Empezamos muchas cosas pero al mismo tiempo no somos resilientes para sostener esos impulsos y muchas cosas quedan a medias”. El vallecaucano quiere dejar huella en el mundo mostrándose como un deportista disciplinado, dice que “es lógico que en la vida tengamos altibajos, pero si un día nos llega a faltar la motivación, que al menos nos sobre disciplina. Cuando tenemos claro para que lo hacemos, allí es donde la disciplina toma las riendas de nuestros sueños”.

Cuando quedó en silla de ruedas, Francisco también esperaba una bebé, que ahora tiene diez años y es un motivo más para ser mejor persona y alcanzar todas las metas que tiene propuestas como deportista. Para él “la inspiración se consigue cuando desde nuestros quehaceres, le mostramos a los demás cuáles son sus deberes, eso es congruencia. Si quieres inspirarlos (a los hijos), tienes que hacerles saber cómo lo has hecho tú. La palabra mueve, pero el ejemplo arrastra” (También puedes leer: 10 razones más allá de la belleza por las que es imposible no enamorarse de las colombianas)

Con 28 años, Francisco Sanclemente es administrador de empresas, deportista de alto rendimiento y conferencista. Además se certifico en ‘coaching’ para enseñar a las personas la importancia del autodescubrimiento y la perseverancia. Dice “que ser conferencista motivacional implica ir más allá de un concepto o una historia, es permitir que las personas puedan ver la integralidad de un ser humano que le tocó afligirse, descomponerse, pero después salió de los escombros cargado de motivos para seguir adelante y en su caso dice que su hija llegó a regalarle esos motivos. Es bastante emocional.” Su caso, como él lo dice, “es un milagro. Muchas veces esperas una señal o una muestra divina para solucionar tu vida. Yo esperaba lo mismo cuando quedé en condición de discapacidad hasta que un día me dije ‘de pronto el milagro es la silla de ruedas’, y tengo que contarle eso al mundo”.

De Buga viajó también este año a la Media Maratón de Bogotá, Media Maraton de Aguas Calientes México, así como las demás carreras más importantes del país. Además de crecimiento intelectual, Francisco quiere prepararse para llegar a los Paralímpicos de Tokio 2020. Francisco es un soñador que inspira con su testimonio y le cuenta al mundo que lo importante en la vida no es cuánto sabes, sino cuánto lo intentas, por eso una de sus conferencias se llama: ‘No intentarlo habría sido lo más cómodo’, con esa conferencia ha estado en las empresas más importantes del país, incluso llevando su testimonio a México, El Salvador, Perú y Argentina mostrando #LoBuenodeColombia.

Francisco Sanclemente, el deportista colombiano que inspira al mundo
4.3 (86.09%) 23 votos