Desarrollo urbano en equidad: ciudades para la vida – Visión del IGAC

-
El Instituto Geográfico Agustín Codazzi asume con precisión el caso colombiano: concentración urbana, red de ciudades inconexa y en especial la desarticulación territorial. 

La naturaleza de las ciudades que se proponen como respuesta a una revolución industrial que nunca existió y cuya razón de ser se basa en la especulación de tierras y bienes.  Una pobre actuación estatal favorece la ilegalidad y la insuficiencia en la prestación de servicios públicos y planeamiento. Como aporte a una discusión amplia se proponen tres aspectos:

  1. Visión integral del territorio: la ciudades y los asentamientos tienen sentido en el momento en que se integran  desde los poblados menores hasta las áreas metropolitanas con sus regiones sustentantes. Es necesario concebir el territorio nacional como un conjunto de sistemas coordinados. El mundo contemporáneo y las comunicaciones instantáneas proponen un panorama que debería desembocar en una  equidad territorial.  El respeto de la estructura ecológica y su funcionamiento, las redes de infraestructura y equipamientos, los modelos de desarrollo económico equitativos, el conjunto de asentamientos, además de la gestión del riesgo, son los pilares para fundamentar una articulación regional.
  2. El crecimiento desordenado: se visualiza por medio de los análisis multitemporales que marcan la evolución en el tiempo de las formas de ocupación espacial y que permiten proveer las tendencias futuras.
  3. Catastro: Es una de las herramientas más precisas para diagnosticar la dinámica económica: señala la dinámica predial e infiere la condición de viabilidad y sustentabilidad que presentan los núcleos urbanos, además de ser la base fundamental para las finanzas municipales, vía determinación del impuesto predial.

 

A modo de recomendaciones, es necesario evaluar la viabilidad de los núcleos urbanos con base en sus capacidades para prestar servicios, proveer adecuado espacio público en especial con áreas verdes, pero sobre todo evaluar su capacidad para generar oportunidades de desarrollo pleno de sus habitantes, muy seguramente por medio de un manejo integral del territorio. Puede vislumbrase un panorama de reocupación territorial, donde se logren los balances de sustento y posibilidades de desarrollo integral: esa será la futura equidad.

Desarrollo urbano en equidad: ciudades para la vida – Visión del IGAC
3.9 (77.78%) 9 votos