La historia de los "escarabajos" colombianos

Los escarabajos
-
El histórico triunfo de Nairo Quintana en el Giro de Italia pone a los ciclistas colombianos de nuevo en los ojos del mundo. Esta es la historia de los pedalistas que han dejado el nombre del país en alto.

Pocos colombianos olvidan la imagen: “Lucho” Herrera –el jardinerito de Fusagasugá– pedalea encima de su bicicleta con la cara llena de sangre. Es 1985 y se corre la etapa 14 del Tour de Francia; Herrera, vestido con la camiseta de pepas rojas que lo acredita como Rey de la montaña, hace el descenso de  Croix de Chaubouret a toda velocidad, cuando ocurre el accidente y cae al suelo. Sin perder un minuto, y a pesar de la sangre, se sube a su bicicleta y logra ganar la etapa.

Para muchos este es uno de los momentos cumbres del ciclismo colombiano en Europa. Aunque años antes otro mítico ciclista nacional, Martín Emilio “Cochise” Rodríguez, había ganado dos etapas del Giro de Italia –en 1973 y 1975–, y se había coronado campeón del mundo en los 4.000 metros de persecución individual, nadie como Herrera para poner el nombre de los ciclistas colombianos en alto luego de ganar la vuelta a España en 1987.

Lucho logró ubicar a Colombia en el mapa de los grandes ciclistas, y desde entonces los corredores nacionales no han dejado de darnos satisfacciones: ahí están, para no ir más lejos, el boyacense Fabio Parra, segundo en la vuelta a España de 1989 y tercero en el Tour de Francia de 1988; el paisa Santiago Botero, ganador de tres etapas en el Tour de Francia y campeón mundial de la prueba contrarreloj, en Zolder (Bélgica), en el 2002, y Mauricio Soler, que ganó el premio de montaña en el Tour de Francia, en 2007.

Pero no son los únicos. Una nueva camada de ciclistas nacionales se ha encargado de llenar al país de gloria subidos en el “caballito de acero”. Entre ellos está el boyacense Nairo Quintana, el primer latinoamericano en ganar un Giro de Italia –la segunda carrera más importante del mundo–, y ubicarse segundo en el Tour de Francia.  Y, a su lado, el antioqueño Rigoberto Urán, medalla de plata en los Juegos Olímpicos de Londres 2012, en la prueba de ciclismo en ruta, y segundo el Giro de Italia de este año.

Tenemos motivos para celebrar pues sabemos que lo mejor aún está por llegar. No cabe duda de que nuestros ciclistas están llenos de Lo Mejor de Colombia.

La historia de los "escarabajos" colombianos
5 (100%) 1 voto