Abrir los ojos

Nada como madrugar y ver un hermoso amanecer el un lugar que podemos disfrutar sin dejar de ver. Abrir los […]

Nada como madrugar y ver un hermoso amanecer el un lugar que podemos disfrutar sin dejar de ver.

Abrir los ojos
5 (100%) 1 voto
Artículos recomendados

Museo de Arte Religioso Monseñor Diego María Gómez Tamayo

Conserva mas de 56 imágenes de tallas en madera policromada provenientes de Quito y España. Con mas de 160 años...

Mi tierra, mi casa - Colimba

Un lugar como Colimba ubicado en el sur de Colombia, en el departamento de Nariño lleno de mágicos regalos, bendecidos…...
Salamina, Caldas

Salamina, Caldas: ciudad luz

Salamina está situada en la zona norte del Departamento de Caldas. Se ha destacado en la historia nacional como una...
2600 metros, capital, Bogota, Colombia

Bogotá: 2.600 metros más cerca de las estrellas

Visita Bogotá y conocerás por qué en Colombia soñar es más fácil cuando estás cerca del cielo. Bogotá: 2.600 metros...

Ternera a la llanera

Una visita a nuestros Llanos Orientales para disfrutar de una tierna y jugosa ternera o “mamona” a la llanera. Siempre al...

San Diego de Muellamués: una convergencia triple

Cerca a la frontera con Ecuador está San Diego de Muellamués; un pueblo colombiano que reúne a campesinos, religión y...
platos típicos, Colombia, gastronomia

Gastronomía Colombiana y sus platos típicos

Un viaje por la Gastronomía Colombiana y algunos de sus platos típicos. Porque la comida colombiana también es la respuesta....
Villa de Leyva, pueblo de vocación turística, cultural y ecológica

Pueblos Patrimonio: De belleza en belleza

Nací en un Pueblo Patrimonio, Jardín (Antioquia).  Es uno -por no decir el pueblo más hermoso- de los más bellos...
Laguna de la Cocha

Laguna de la Cocha

Algo, sobre la hermosa Laguna de la Cocha en el Departamento de Nariño. A solo media hora de Pasto podemos...
atardecer, colombia, atardeceres en Colombia

La historia en un atardecer

Las piezas arqueológicas son nuestro legado, nuestra historia y hacen parte de nuestra vida cotidiana. Apreciar el arte de nuestros...