Disfruta Colombia al aire libre

-
SC Johnson con su repelente Autan, invita a los turistas y locales a recorrer varios destinos del país. Te contamos un poco de estos lugares y por qué disfrutarlos al aire libre, protegidos con Autan.

La única forma de comprobar el encanto de un lugar es visitándolo. Las fotografías son apenas un rezago de la realidad. Un trozo de las diferentes experiencias e historias que alberga cada sitio. Colombia es un país de contrastes ilimitados, muy variado en climas y paisajes. Sus inagotables paraísos naturales, por ejemplo, son una gran oportunidad para descubrir  su encanto y su magia. Lugares que se disfrutan al aire libre, navegando ríos, surcando mares, atravesando senderos, caminando montañas o planicies y abrazando el viento cálido o frío según la región.

Innumerables esfuerzos por describir lo indescriptible. Como aquellas noches de las que habló el huilense José Eustasio, las primeras del Casanare. El día de la huida junto a la amada Alicia, en medio de esos llanos extensos y abrumadores que se escondían más allá de la gasa del mosquitero. El preludio de una aventura de experiencias memorables, como todas las que aguardan afuera, en cualquier región de Colombia. El disfrute pleno se reserva a la experiencia y no a las reseñas ni las fotografías. Los mosquitos, donde quiera que los haya, se pueden repeler.

 

El histórico edén

Cartagena alberga secretos históricos. Nada más sublime que un viaje en carroza o una caminata por la ciudad, evocando tiempos pasados que allí misteriosamente parecen vigentes. Un destino de tesoros escondidos que vale la pena escudriñar, al son de la champeta o los ritmos tradicionales de la región. Toma un jugo de corozo, níspero, zapote o tamarindo y sacia tu sed de aventura con las cálidas aguas del mar Caribe. Disfruta el oleaje perpetuo que abraza las playas de Bocagrande, El Laguito, Marbella, Manzanillo, Crespo, La Boquilla, Bocachica y Tierrabomba. Aguas que además conectan a la Ciudad Heróica con la paradisiacas Islas del Rosario y Barú.

La ciudad más antigua del país

Santa Marta fue la primera ciudad de Colombia. La que por primera vez recibió visitantes extranjeros. Un lugar idóneo para caminar, hilando las historias coloniales que aguardan en sus calles, donde anduvieron los próceres de la patria. Plan que compagina con las visitas a sus playas, dotadas de aguas cálidas, cristalinas y calmas. Pozos Colorados, Taganga, Playa Grande, El Rodadero y Playa Blanca son algunos paisajes de postal que la ciudad puede ofrecer. Acompañante perfecto para las caminatas por senderos, quebradas y trochas que conectan con las maravillas naturales del Parque Tayrona o la Ciudad Perdida. Dos territorios de selva virgen, abundantes en diversidad e indescriptibles para los sentidos.

Los Llanos Orientales

Vasto territorio de planicies verdosas y pastizales infinitos. Un color que adorna toda la región, con los matices que ofrecen samanes y morichales; los contrastes de esteros y ríos caudalosos, que hacen juego con los garceros y el abundante ganado. Destino enigmático, donde los sonidos de la naturaleza se alternan con un silencio infinito que parece abisal. Un verdadero estímulo para los sentidos, abierto a cualquiera dispuesto a tener un encuentro íntimo con la naturaleza. Allí converge la oferta cultural y turística de ciudades como Villavicencio y Yopal, además de Puerto López, sede del obelisco que indica el centro geográfico de Colombia. Se suman experiencias idílicas como visitar Caño Cristales, el río más hermoso del mundo, o navegar por el Orinoco, el Inírida, el Manacacías o cualquier otro río cautivador de la región.

El Triángulo del Café

Territorios andinos de montañas y valles escarpados, con innumerables cultivos cafeteros. Habitantes que transitan entre fincas y pueblecitos coloridos, apacibles y entrañables. Pereira (Risaralda), Manizales (Caldas) y Armenia (Quindío) son los principales centros urbanos de la región, a los que se suma la paisajística incomparable de lugares como La Florida, Salento, Filandia, Salamina, Marsella y Pijao, entre otros tantos. La mula y el Jeep Willys son los medios de transporte. Las personas cultivan, cosechan, despulpan, secan, trillan, tuestan y preparan café por usanza. Además de la inmersión en la cultura local, el visitante no podrá evitar las caminatas en el Valle del Cocora, hábitat del árbol nacional o ‘Palma de Cera’; o en el Parque Nacional Natural de los Nevados, maravilla natural que sorprende al más prevenido.

La capital del Río Magdalena

El departamento del Huila está dotado de una geografía diversa que oscila entre montañas y valles, bosques frondosos y zonas desérticas. En Neiva, la capital, son habituales las caminatas por el malecón del río. Una ciudad entretenida y cálida, con una gran oferta cultural y experiencias inolvidables. Imperdibles resultan en la región las visitas al Parque Arqueológico de San Agustín e Isnos, el cementerio indígena más grande del continente, sagrado para las comunidades que lo visitaron desde el 1.000 a.c. Visita que se puede complementar con el paisaje ocre y grisáceo del Desierto de la Tatacoa. Además de las postales del Salto de Bordones, el Salto de Mortiño, el Parque Nacional Natural Cueva de los Guácharos, la Caja de Agua y el estrecho del Magdalena.

La Sucursal del Cielo

Cali es para muchos un pedazo de cielo en la tierra; otros piensan que es el cielo mismo. Una experiencia auténtica para los amantes de la música y el arte, quienes encontrarán en la Capital Mundial de la Salsa un ambiente festivo y acogedor. Destino de eventos fascinantes como la Feria de Cali, el Festival Mundial de Salsa y el Festival Petronio Álvarez, además de los shows internacionales Ensálsate y Delirio. Lugar de inolvidables caminatas por el barrio La Merced, sitio fundacional de la ciudad, famoso por sus evocaciones y la arquitectura colonial. Territorio de tradición azucarera, que ofrece planes inagotables, museos, caminatas y reservas naturales como el Parque Nacional Los Farallones. Y tampoco te resistirás a la vista panorámica del mirador de Cristo Rey, en el Cerro los Cristales.

Un aliado de Colombia

SC Johnson Colombia promociona el turismo en estos y otros destinos nacionales, a través de su campaña del repelente Autan. Nos unimos a ellos invitándote a recorrer Colombia, despreocupado por los mosquitos y más angustiado por acumular el mayor número de experiencias. El país del realismo mágico se disfruta al aire libre. Déjate seducir por su encanto y adéntrate sin temores en su cultura, su geografía y su historia.

Te invitamos a descubrir aquello que ni las fotos ni las reseñas pueden contar. En cada lugar tu corazón palpitará diferente y descubrirás por qué nuestros destinos turísticos hacen parte de #LoMejorDeColombia.

Disfruta Colombia al aire libre
5 (100%) 7 votos