Bogotá se recorre en bicicleta

Fotografía: Oficina de Comunicaciones IDRD (Fotógrafo Fred Solis)

-

Bogotá tiene la red más extensa de ciclorutas en América Latina, con un total de 344 kilómetros. Su ciclovía es un ejemplo en la región.

Creada hace más de 40 años, la Ciclovía de Bogotá es un espacio de esparcimiento que disfrutan los ciudadanos todos los domingos y festivos, en el que algunas vías de la capital son asignadas sólo para el uso peatonal y de bicicletas. Este reconocido sistema ha sido replicado con éxito en varios países del mundo.

A este modelo se suman las ciclorutas, otra respuesta integral que hace de Bogotá una ciudad solución en materia de movilidad sostenible.

¿Por qué la Ciclovía es considerada un sistema integral?

La ciudad cierra 120 kilómetros de calles destinadas exclusivamente para la Ciclovía, que cuenta con múltiples opciones de entretenimiento, entre las que se destacan puntos de hidratación, yoga, aeróbicos, muestras culturales y deportivas.

El sistema cuenta con centros de atención y primeros auxilios, además de acompañamiento especializado por parte de la Policía Nacional y de guías de ruta. La Ciclovía recibe, en promedio, un millón de ciudadanos cada fin de semana.

La Ciclovía, un recorrido con historia

En 1974 se habilitaron algunos tramos de la capital para la realización de los primeros Ciclopaseos. Dos años más tarde se autorizó el uso de calles para la Ciclovía.

Para comienzos de la década de los ochenta, la Ciclovía contaba con una ruta de 34 kilómetros, que comprendía el espacio entre las calles 32 y 72 por la carrera séptima.

En los años 90, bajo la administración del Instituto Distrital de Reacreación y Deporte (IDRD), la Ciclovía contó con un récord de ruta, llegando a los 127 kilómetros.

Para el 2006 comenzó una nueva era con el relanzamiento de la Ciclovía-Recreovía, que contenía nuevos servicios de entretenimiento que complementaban las rutas. Para el 2009 el Distrito estableció a la Ciclovía como interés social, recreativo y deportivo.

Una opción permanente: ciclorutas

Tras el éxito de la Ciclovía, a mediados de los años noventa inició el proyecto Formar Ciudad, para consolidar un sistema de ciclovías permanentes en la capital y que sirviera como medio de recreación. Luego, en 1998, el proyecto CicloRuta formó parte del plan de desarrollo de Bogotá en términos de movilidad. Así, se estableció el Plan Maestro de CicloRuta, cuyo objetivo era construir una red óptima que considerara la interrelación de las ciclorutas con los otros medios de transporte.

Las ciclorutas son ahora una respuesta en transporte para muchos usuarios de la bicicleta en Bogotá. Son espacios rápidos, cómodos y seguros conformados en este momento por 344 kilómetros. El sistema está presente en toda la ciudad.

Este sistema ha conseguido cambiar la conciencia ciudadana en la medida en que se reconoce a la bicicleta un vehículo de transporte y a las ciclorutas como espacios válidos de movilización.

El exitoso modelo de ciclorutas y ciclovías también se ha extendido a ciudades como Medellín, Cúcuta y Popayán.

Otras iniciativas en dos ruedas

La ciudad también cuenta con iniciativas de cuidado medioambiental como el ‘Día sin carro’ —que según la Secretaría de Ambiente reduce en 95% el total de emisiones de gases nocivos de un día normal— y de esparcimiento como la Ciclovía Nocturna, realizadas esporádicamente.

Para los turistas, existen variados portafolios de servicios de alquiler de bicicletas, que facilitan recorrer Bogotá de extremo a extremo.

Consulte las rutas en las que puede transitar en bicicleta por la capital y conozca los tramos para disfrutar de la Ciclovía.

Para mayor información sobre la Cicloruta y la Ciclovía visite la página oficial del IDRD.

Bogotá se recorre en bicicleta
5 (100%) 1 voto